Elementos Gráficos

Elementos gráficos

Los diseñadores gráficos son expertos en semiótica, es decir, conocen los diferentes significados culturales que tienen los elementos gráficos con los que trabajan en la composición de un logo. Tanto las tipografías como las líneas y las formas tienen diversas connotaciones y por eso es importante pensar cómo combinar estos componentes para expresar exactamente el mensaje de una compañía. Los expertos se encargan de emplear estos elementos gráficos según los efectos que provocan, el modo en que lucen en los diversos medios y las ideas culturales que manifiestan. ¿Desea saber aún más? Acompáñenos en la recorrida por los tres principales componentes formales de un logo.

1) Formas

Las formas son elementos constitutivos de los logos, y deben estar en combinación armónica con los colores y las líneas. Las formas básicas de un logo captarán la idea central que una empresa desea expresar y le darán una imagen definida ante el público. Existen distintos tipos de formas empleadas en el diseño de logos por su gran efectividad:

Formas geométricas

Muchas veces los logos se basan en figuras geométricas ya que son simples y versátiles, es decir, aplicables a toda posición, superficie y tamaño. Con las formas geométricas no hay posibilidad de generar una imagen confusa. Además, otra de sus ventajas es que producen un excelente efecto en el público, dado que se asocian a significados colectivos que se activan en el inconsciente de las personas de modo inmediato. Se trata de significados subliminales y, por lo tanto, deben elegirse correctamente las formas para un logo corporativo de modo que puedan dar el mensaje correcto. Algunos de los sentidos fundamentales del círculo, ya presentes en la tradición griega, son infinitud, perfección, protección y equilibrio. El triángulo es percibido como símbolo de fuerza, tensión, ascensión, novedad y evolución. Por lo que respecta al cuadrado, significa solidez, confianza, estabilidad y organización. Las formas geométricas pueden emplearse solas o combinadas.

Formas libres

Ideales para producir un logo con efectos de dinamismo y espontaneidad, las formas libres son más novedosas en el diseño de logotipos. Dentro de este tipo se encuentran las formas en espiral y las asimétricas. Aún cuando resultan muy atractivas, es preciso que el diseñador mantenga el criterio de simplicidad para evitar una imagen compleja y confusa. Hay que recordar que un buen logo debe ser aplicable y legible.

Formas simbólicas

Una posibilidad a la hora de diseñar un logo es la de optar por formas que aludan claramente al tipo de productos, servicios y valores a los que apunta una compañía. En este caso la imagen expresa literalmente la esencia de una empresa. El esquema de una casa puede ser la base para el logo simbólico de una inmobiliaria. Estas formas cuentan con la ventaja de ser fácilmente comprensibles y asociables con una empresa. Pero por eso mismo, es necesario que el diseñador emplee su creatividad para que un diseño de este tipo no se vuelva vulgar ni olvidable.

Formas abstractas

Las formas abstractas representan metafóricamente y no de modo literal el mensaje de una empresa. De todas maneras, aún cuando no se establece un vínculo directo entre la imagen y las actividades de una compañía, es fundamental que haya algún tipo de relación entre la forma abstracta y la empresa, para que las personas puedan asociar adecuadamente. El diseñador gráfico deberá buscar las formas abstractas apropiadas para una organización. Así, por ejemplo, una inmobiliaria puede contar con un logo constituido por líneas rectas y diagonales, predominantes en la construcción edilicia.

2) Líneas

Las líneas son elementos básicos en la conformación de un logo de calidad. Una de sus funciones es dirigir la mirada del público hacia cierto componente del logo. Es decir, sirven para subrayar o enfatizar determinadas partes del diseño. Otra de sus funciones más frecuentes es la de distinguir la imagen del nombre de la empresa, en el caso de los isologotipos. Las líneas se emplean muchas veces para formar, en conjuntos, imágenes y palabras. Se suelen utilizar distintos grosores para producir diferentes efectos: para un logo de máxima elegancia, nada mejor que emplear líneas delgadas; para un logo de alto impacto, se recomienda el uso de líneas gruesas.

Por otra parte, los diseñadores se encargan de elegir el tipo de línea que mejor se ajuste a la personalidad corporativa, teniendo en cuenta los significados que tienen las diversas líneas. Las líneas curvas producen sensación de movimiento, de suavidad, de armonía y de cercanía. Las rectas se relacionan con la tecnología, la formalidad, la precisión y la seriedad. Las líneas angulosas, por otro lado, expresan gran potencia, fuerza, energía y muchas veces se relacionan con el mundo de la tecnología.

3) Tipografías

Tanto en los logos compuestos sólo por palabras como en aquellos que combinan lo verbal con lo visual es de suma importancia el diseño de la tipografía, dado que de su originalidad y legibilidad dependerá la transmisión del mensaje corporativo. En el primer caso, es decir, en los logotipos propiamente dichos, la tipografía es absoluta protagonista y por ende es el centro del diseño. La cualidad básica e indispensable con la que debe contar es la legibilidad, pero también es indispensable que se trate de una fuente creativa, capaz de expresar los fundamentos de una compañía. El diseñador gráfico se encargará de seleccionar el formato, el tamaño, la inclinación, el estilo, los colores y las terminaciones de las letras de un logo, siempre teniendo en mente la representatividad corporativa y la comunicabilidad.

En los diseños de isologotipos (logos que combinan palabras e imagen) es necesario prestar especial atención a la relación armónica entre lenguaje verbal y visual. La tipografía puede pensarse como continuidad respecto del ícono o como contraposición respecto de éste. Así, una posibilidad es la de desarrollar una fuente que mantenga los mismos rasgos gráficos que la imagen: la tipografía de Pepsi es redondeada al igual que su imagen circular. Por el contrario, la fuente puede ser contrastiva: en el logo de Puma las letras son sólidas mientras que el ícono es dinámico.


Visita nuestras páginas amigas

how to design a logo

classic logos

http://www.soslogodesign.com

http://www.logodesign3.com

graphic design


Website design and logo design by Log Technology